domingo, diciembre 30, 2007

2007: mis 10 recuerdos cinematográficos

1.-Portugal. Cuando yo pensaba que nuestro país vecino tenía un enorme potencial literario que, sin embargo, sólo se veía refrendado en el mundo cinematográfico por algún director aislado como Manoel de Oliveira, me he ido dando cuenta de que hay todo un mundo por descubrir en el cine portugués. Además de adentrarme con más profundidad y disfrutar de verdad de algunas películas de Oliveira (como la sublime El valle de Abraham, O dia de desespero, El principio de la incertidumbre y algunas más), he visto por primera vez las obras de algunos directores a los que tenía muchas ganas y que me han maravillado. Por un lado, tenemos al difunto Joao Cesar Monteiro, que, desde unas formas absolutamente rigurosas, incurre en la transgresión de códigos y la búsqueda de unas raíces unívocamente portuguesas a través del humor y la consciencia de la gravedad de la vida y la muerte. Por otro, el cine del futuro, Pedro Costa, que partiendo de un cine social de raigambre bressoniana (como se puede apreciar en Ossos) dirige sus miras a un modo de hacer las cosas que conjuga la ética y la estética, asimilando a los clásicos y redirigiéndolos, mediante una extraña poética de los desamparados, hacia un humanismo que parece coger el relevo de Rossellini y Straub para llevarlo todavía más lejos. Porque el cine social no tiene que ser viejo y acartonado; hay vida después de Ken Loach. Para muestra, Juventude em marcha. Y esto no es todo, porque detrás de estos consagrados viene una interesantísima hornada de directores que, como Teresa Villaverde, demuestran que el cine de su país tiene, desde su pequeña trinchera, una entidad que ya quisieran en cualquier parte del mundo. Y bueno, por último no podemos olvidarnos del padre de toda esta gente, el incansable Paulo Branco.


2.-Hong Sang Soo. El ciclo integral de La casa encendida nos ha permitido conocer el trabajo de este coreano afrancesado (y rohmeriano, al gusto de este blog) que va mucho más allá de los habituales pastiches genéricos a los que se asocia habitualmente el cine de su país. Ya comentamos por aquí en su día cada una de sus películas, y hasta tuvimos un fugaz encuentro cuando vino a presentar Tale of cinema.


3.-Nobuhiro Suwa. Otro descubrimiento oriental. Autor de una película monumental como M/Other, difícilmente superable, que refrenda al cine japonés en un esplendor que en ocasiones se ha puesto en duda (la losa de los clásicos). También vimos su viaje a Europa en Un couple parfait. Ay, afrancesado tenía que ser...


4.-Ozu y Mizoguchi. Dos clásicos que nunca se agotan. Cuando
crees que has visto todo lo esencial, aparecen, circulando por las redes cibernéticas, nuevas películas que te dejan asombrado. Ozu siempre ha sido uno de los predilectos de este blog, y aunque contínuamente parezca hacer la misma película, las obras escondidas entre sus grandes clásicos acaban desvelando parcelas ocultas del sentimiento y la condición humana. Ozu es algo que va mucho más allá del cine y que todavía no he descubierto cómo poder explicar. El final del verano, Primavera precoz, El color del crepúsculo en Tokio..., todas son únicamente misteriosas, en su sencillez y en su inmensidad. Y con Mizoguchi sucede algo parecido, aunque poco tenga que ver con Ozu más allá de la nacionalidad. Parece mentira que en el año 39 pudiera filmar una obra como Historia del último crisantemo; si el melodrama existe, deberíamos mirar a Mizoguchi mucho antes que a Sirk o Fassbinder (bueno, también está Ophüls, pero dejamos para otro día a los seres superiores).

5.-Histoire(s) du cinema. Para muchos, la mayor obra artística del siglo XX. No sólo es reflexión y belleza, también es moralidad, distancia y sabiduría. En fin, Godard. Ha aparecido en DVD, en alguna cadena de televisión digital, e incluso se ha proyectado en cines en Barcelona. Todo para nuestro gozo (aunque algunos no opinen lo mismo...).

6.-Inland Empire. También comentada en su momento, otra obra que mira al futuro desde la absoluta libertad que contó David Lynch para grabar su película más personal. El cine se abre y se fusiona con otras artes, ¿el sueño de los surrealistas? Ante todo, tres horas para disfrutar con la boca abierta.


7.-Les amants reguliers. Película monumental de Philippe Garrel, nunca estrenada en nuestro país, pero que ha discurrido por algunas filmotecas nacionales. Belleza pura en la más sincera mirada al mayo del 68. Igual que con Lynch, tres horas para dejarse llevar, aunque de otra manera. Grande Garrel.



8.-Al oeste de los raíles (Wang Bing). Y hablando de películas largas, este documental chino de más de nueve horas pudo verse en la Filmoteca en tres sesiones. Demostrando que basta una cámara, corazón y un ojo abierto. Erice quedó maravillado, y no es para menos. Cómo hacer que la cámara se disuelva en la vida y el cine cobre trascendencia mediante su desaparición. Sí, nueve horas entre fábricas abandonadas, obreros que sobreviven y..., ¿esperanza? Herrumbre, vestigios, rieles...

9.-Jeanne Dielman, 23 Quai du Commerce 1080 Bruselas. Clásico fundamental del cine de autor que al fin he podido ver y que, quizás a diferencia de otras películas igual de importantes, me ha llegado a lo más hondo. También comentada por aquí más ampliamente.


10.-Navidades en julio. Y para terminar, un clásico de la comedia hollywoodiense, porque también entre lo más comercial se pueden encontrar joyitas. Esta cinta de sólo una hora de duración demuestra que Preston Sturges es un forjador de mitos y, siguiendo los modos de una película de Capra, consigue ir más allá y dibujar todo un mapa emocional y cultural de su país. Para disfrutar pensando o con la mente en blanco después de un duro día de trabajo. Porque, como entendió Sullivan entre presos en la iglesia, al final lo importante se reduce a lo inmediato. Sturges lo entiende y es preciso, inmediato e implacable. ¿Es esta película la autoconciencia de "América"? Por lo menos ayuda a explicarla, a que entendamos cómo las cosas se transforman sin que apenas nos demos cuenta.


Por último, por poner un poco de orden, seguir unas reglas y poder comparar con algo, mis diez estrenos favoritos del año en salas comerciales. Sólo una entró en la lista anterior, pero todas merecen la pena. Obviamente, me falta más de una interesante por ver, como Lady Chatterley o los últimos Auster (en quien confío a pesar de las furibundas críticas) y Ang Lee. Y claro, aparte de las joyas ocultas que hayan pasado silenciosas. Por desgracia no hay tiempo para ver todo.

1.-Inland Empire (David Lynch)
2.-El romance de Astrea y Celadón (Eric Rohmer)
3.-El bosque del luto (Naomi Kawase)
4.-Naturaleza muerta (Jia Zhang-Ke)
5.-Belle toujours (Manoel de Oliveira)
6.-María Antonieta (Sofia Coppola)
7.-Promesas del este (David Cronenberg)
8.-El sueño de Casandra (Woody Allen)
9.-Last days (Gus van Sant)
10.-En la ciudad de Sylvia (José Luis Guerín)

Y claro, antes de desear una buena entrada de año, hay que recordar que hemos tenido año Rohmer, que esperemos no sea el último. ¡Larga salud y actividad, que 88 no son nada!

25 comentarios:

Perzival dijo...

Al final he caído en la tentación y también he hecho mi lista, aunque de películas, no de autores.

Es una lista un tanto convencional, dado que no he podido acceder a todo el cine que me gustaría. No he visto nada (ni este año ni ningún otro) de Hong Sang Soo, de Suwa ni de Garrell.

En fin, espero que el próximo año el zurrón de cine sea más abundante, a ver si supero este atraso relativo al que me someten las circunstancias.

Coincidimos en Godard y Ozu (lo cual tampoco es muy difícil).

Salud.

faraway dijo...

Es cierto que en términos de melodrama todos los caminos llevan a Ophuls. Pero qué grandes que eran sus discípulos!
Buen cine y feliz año.

Daniel Quinn dijo...

Mmmm, pues dada tu aversión a Rohmer creo que no te recomiendo que veas el cine de Hong Sang Soo. A lo mejor me equivoco, pero puedes tener sensaciones parecidas (aunque, en realidad, quizás si podrías probar con Virgin Stripped Bare By Her Bachelors o con su ópera prima, la del cerdo que cayó en el pozo).
Y para ver cine, siempre con calma, que todos tenemos cuentas pendientes :)

Faraway, creo que la importancia de Ophuls va mucho más allá de la etiqueta de estilista que le suelen adjudicar, así que veo que coincidimos. Aunque aún tengo que ver sus películas pre-Hollywood. Sólo he visto las 3 que hizo allí y las 4 francesas de después, que me parecen todas obras maestras.

Un saludo!

Carlos dijo...

Vaya vaya, qué recuerdos, qué recuerdos... coincidimos en algunos. Por supuesto las Histoire(s) aunque creo que las sacaron en 2006 y fue cuando las ví, no tengo muy claras las fechas; en cualquier caso cada día me impresionan más y más... solamente comparables a obras-monumento como La divina comedia, El Ulises, La comedia humana o la Recherche.
También ví este año el Wang Bing, increíble, superior. Y el Oharu de Mizoguchi, que se ha convertido en mi favorita del director. ¡Y que viva Portugal! Ahora estoy viendo (por fin) los Monteiros (gracias al cofre de intermedio) y coincido en lo que dices, acracia pero con rigor jeje. Por cierto, de Teresa Villaverde hay algo en la mula? Porque no encuentro nada, y lo mismo con Os verdes anos de Paulo Rocha, moriría por verla. Por cierto, ¿no te gustó Zodiac?

Saludos!

Daniel Quinn dijo...

Sí, me gusta Zodiac, es el primer Fincher que me gusta, jeje. De hecho estuve a punto de incluirla; me debatí entre ella, la de Guerín, la de Eastwood y la de Jessee James (quizás un poco menos, pero su última hora, aunque quizás algo precipitada, me pareció estupenda). Me gusta el ensamblaje teórico y formal de Zodiac, cómo dinamita el cine clásico desde dentro como han dicho algunos, aunque hay que reconocer que para ello hace concesiones, e incluso introduce algún golpe de efecto que me desagradó bastante. No la recuerdo mucho, pero creo que había un plano acelerado de la construcción de un edificio, y también algún personaje metido algo a presión, forzando la caricatura para obtener réditos comerciales en el "suspense". Pero vamos, podría estar perfectamente.

Y de Teresa Villaverde no sé, la verdad. Yo vi Transe hace poco en el Círculo, donde además estaba ella presentándola con Heredero. Me cayó muy bien la chica :)

Gracias por el comentario y un saludo!

Little Turtle dijo...

resulta bonito formar parte de algunos recuerdos. totalmente de acuerdo con todo. es maravilloso descubrir ciertas películas y hacernos participes a los demás.

por cierto que, un amigo tiene un libro sobre Preston Sturges. Imperdible!

Jesus Alonso - Preston Sturges: Un Espíritu Burlón

Daniel Quinn dijo...

Muchas gracias Little! Sturges es, junto con Lubitsch, mi director de comedia clásica favorito. En Madrid hemos tenido suerte en los últimos años, al poder ver en la Filmoteca una retrospectiva completa de cada uno de ellos. Sin embargo, siempre hay algunas que se escapan en su momento (¿por qué tendremos obligaciones?) y, lo que es peor, unas pocas de esas no se pueden conseguir por otros medios. Una pena, pero habrá que tener paciencia.
Un saludo!

Daniel Quinn dijo...

Por cierto, esta noche he ido al cine a ver Once y me ha parecido un auténtico espanto. Llegando al final ya me creía que todo era una broma y el protagonista se iba a despertar o algo así, pero nada de eso... Alucino con las críticas que he visto por ahí.

Ah, y para los que quieran ver más listas, están las de Sight and Sound:

http://www.bfi.org.uk/sightandsound/pdf/films-of-the-year-2007.pdf

Little Turtle dijo...

El pack del Lubitsch berlines esta a 19 euros en una especie de cash converter entre san bernardo y bilbao :)

Daniel Quinn dijo...

Eyy, qué chollo!! Gracias por el soplo! Espero que no se me adelanten, que hasta el día 8 no vuelvo a Madrid, jeje...
Un saludo!

faraway dijo...

Pero si yo adoro a Rohmer... y Hong Sang-soo es de mis directores favoritos de la actualidad, (aunque esa del cerdo que cayó al pozo nunca la pude ver). Un abrazo.

Daniel Quinn dijo...

Ay, Faraway, lo siento, es una confusión, lo que dije era para Perzival, se me olvidó especificarlo!! Es sabido que Perzival no soporta ni a Rohmer ni a Oliveira, jejeje. Celebro que tú adores a Rohmer :)
Un abrazo!

Farrebique dijo...

Buena lista de películas, aunque En la ciudad de Sylvia para mí está mucho más arriba, que junto a la de Rohmer ha sido lo mejor. Porque...¿la de Kaurismaki fue a finales de 2006 no?

Daniel Quinn dijo...

Gracias por la visita y el comentario, Farrebique :) Sí, Luces al atardecer se estrenó a finales del 2006. Y por cierto, ¿eres el Don Luis que de vez en cuando se cinexilia?
Un saludo!

Olvido dijo...

Hola Daniel, he estado leyendo tus últimas entradas y solo quería decirte que es un placer leerte, un placer además provechoso;-)
Te deseo un buen año.
Un abrazo

BUDOKAN dijo...

Qué gratos recuerdos, de los que puedo compartir el film de Sturges y el amor por la cultura portuguesa. Te deseo un muy feliz año nuevo!

Daniel Quinn dijo...

Muchas gracias Olvido y Budokan :)
También es un placer veros por aquí!!

Cris dijo...

Ante todo: FELIZ 2008!!
Compartimos muchos descubrimientos pero Portugal sigue siendo una tierra inexplorada para mi. Tampoco he visto la de Wang Bing. Lo apunto en los própositos del nuevo año.
5 de las 10 están tb en mi top 12 (12 meses, 12 pelis---> creo que deberíamos terminar con la tiranía del número 10!! y con la tiranía de las distribuidoras!!!). Teniendo en cuenta esto este sería mi top twelve del año x orden alfabético:
Cargo 200 (Aleksei Balabanov) Death proof (Quentin Tarantino)
El bosque del luto (Naomi Kawase)
El silencio antes de Bach (Pere Portabella)
Election 2 (Johnnie To)
Inland Empire (David Lynch)
La question humaine (Nicolas Klotz)
Last days (Gus Van Sant)
Naturaleza muerta (Jia Zhang-ke)
Promesas del este (David Cronemberg)
Redacted (Brian de Palma)
Syndromes and a century (Apichatpong Weerasethakul)

Saludos,
Cris

Lemmy dijo...

A la pequeña ciudad donde resido no llegan muchas películas. Esto tiene sus ventajas, no te sientes “obligado” a verlo todo. También hay que decir que desde hace un tiempo, dejé atrás la fiebre de querer verlo todo. A pesar de ello, y aunque no soy fan de hacer listas, dejo aquí los filmes, sin número ni orden ni concierto, que tuve oportunidad de ver el año pasado (casi todas vía mula y de alguna web especializada), y que más me gustaron:

Al oeste de las vías, Wang Bing
Lady Chaterley, Pascal Ferran
Honor de Cavalleria, Albert Serra
Zodiac, David Fincher
Promesas del Este, David Cronenberg
Inland Empire, David Lynch
Naturaleza muerta, Zhang Ke
Lady Chaterley, Pascal Ferran
Death Proof, Quentin Tarantino
Redacted, Brian de Palma

Me falta ver alguna que casi todos ponéis, por ejemplo:

El bosque de luto, Naomi Kawase
El silencio de Bach, Pere Portabella
Syndromes and a century, Apichatpong Weerasethakul


Y otras que suelen salir en vuestras listas y que siento disentir, ya que no llegaron a entusiasmarme tanto:

Last Days, Gus Van Sant
Los amores de Astrea y Celadon, Eric Rohmer
En la ciudad de Sylvia, José Luis Guerín

Un saludo.

Daniel Quinn dijo...

Cris! Me has pillado con Cargo 200, no conozco la película ni el director, aunque curioseando veo que ha ganado Mejor director en Gijón este año. Así que me lo apunto. Tampoco he visto La quetion humaine, pero eso se solventará pronto, porque la ponen en Madrid creo que a finales de enero, en La casa encendida.
Si hubiera metido en la lista también las películas sin distribución habría incluido la última de Tsai, probablemente la de Apichatpong, que me gustó bastante, y seguro Juventude em marcha, que la vi también este año. Y seguro que alguna otra que no me viene ahora a la cabeza.

Lemmy, lo de las ciudades pequeñas sí que es de escándalo. Yo voy siguiendo lo que estrenan en Albacete y, la verdad, es bastante triste. Aquí aún hay un pequeño cine (el Candilejas) que no programa los blockbusters típicos de los otros dos mega-centros comerciales, pero con esas no ha habido ni rastro de Rohmer, Guerín, Kawase, Ferran, Portabella, etc, etc. (¡¡¡Ni siquiera de Palma!!!). Y todo doblado, claro. Aunque al menos en la filmoteca se ha podido ver Inland Empire o Naturaleza muerta, por lo que habrá ciudades que estén mucho peor.

(Y a ver si puedo ver Lady Chatterley de una vez...)

Ah, a mí la que me gusta sin entusiasmarme y está en todas las listas es la de Tarantino... (Bueno, y Johnnie To, que aunque no he visto Election 2 me bastó con la primera...)

Señor Toldo dijo...

Muy interesante Top, coincidimos en unas cuantas... ¿qué opina un rohmeriano como tú de las dos últimas películas de Felipe Vega? Este año Mujeres en el parque me pareció genial.
Y, desde luego, la edición de las Histoire(s) es El Acontecimiento. De cada año.

Daniel Quinn dijo...

Muchas gracias Señor Toldo! Es un honor viniendo del autor de un blog tan fantástico y que he visitado en tantas ocasiones :) (y tan afrancesado como éste, jeje).

En cuanto a Felipe Vega, no he visto la última Mujeres en el parque. Sí vi, por el contrario, Nubes de verano, aunque no la tengo muy fresca, y la verdad es que apenas recuerdo más que una pequeña decepción. Quizás sea por mi fanatismo rohmeriano, pero todo me parecía impostado, absolutamente artificioso, que es lo contrario de lo que rezuman las películas de Rohmer (aunque en el fondo sean más artificiosas que ninguna). Como digo, no la tengo fresca para comentar, pero recuerdo que algunas escenas me parecieron algo toscas y demasiado verbalmente explícitas. Me explico, en las películas de Rohmer se habla mucho, pero siempre queda la sensación de que hay muchas ideas y emociones detrás de esas palabras, como si sólo fueran un vehículo para sugerir muchas más cosas; por contra, las palabras me sonaban huecas en Nubes de verano, remarcando en el intercambio de parejas un guión que parece seguir un patrón demasiado definido, demasiado psicologista. Por otro lado, el rol de conspiradores, tan bien empleado en los cuentos morales rohmerianos, aquí me pareció algo forzado y en ocasiones ridículo... Es como si fuera una película que no sabe si es cuento moral o comedia y proverbio. Pero con todo, la película no me disgustó.

No sé si me he explicado, quizás soy un poco fanático, como digo, y me dejo llevar, pero es lo que sentí al verla.

Gracias de nuevo y un saludo.

Luisru dijo...

Pues yo no he visto las 3 primeras de tu lista, imperdonable error, no me entusiasmó la última de Woody (y mira que defiendo hasta 'Scoop') y creo que 'En la ciudad de Sylvia' es mejor que, por ejemplo, 'María Antonieta'(aunque también me gusta). Y no dejes de ver 'Lady Chatterley' en cuanto tengas ocasión.
PD: A mí también me fascinó 'Les amants reguliers' y ya de paso también te recomiendo 'Time' la penúltima de Kim-Ki Duk, que tampoco se ha estrenado por aquí.

Daniel Quinn dijo...

El domingo veo Lady Chatterley.En realidad debería quedarme encerrado en casa pero haré un pequeño receso, que seguro que luego cunde mucho más la tarde :)

Respecto a Kim Ki Duk..., en sus últimas películas empezaba a haber un amaneramiento peligroso, así que ya no vi Time. En realidad, la película suya que me sigue fascinando es Hierro 3, y eso que odio especialmente al director desde que vi la machista y vergonzosa Bad guy... En fin, manías de uno.

Gracias Luisru y un saludo!

Anónimo dijo...

Saludos don Daniel,
bueno, he ojeado la lista y concuerdo en varias de las elegidas, aunque aquí (a Buenos Aires), algunas aún no han llegado, caso de la última de Woody. La crítica de mi país últimamente se esta poniendo muy dura hacia el neoyorkino, incluso a menudo de manera ostensiblemente injusta. Para dar un ejemplo, la revista de especializada en cine más importante de estos lares ("El Amante")ha calificado a la maravillosa "Matchpoint" con un 1(uno)¿Es esta tendencia compartida por allí?