lunes, diciembre 10, 2007

Terrence Malick, viaje y conquista

"Un hombre mira a un pájaro muriéndose y piensa que sólo existe el dolor, que la muerte tiene la última palabra. Se ríe de él. Otro hombre mira el mismo pájaro y siente la gloria. Algo sonríe dentro de él."
(La delgada línea roja)

Una de las claves fundamentales de la obra de Terrence Malick radica en su rigurosísimo respeto por la naturaleza subjetiva de la mirada, y en la convicción de que la percepción depende absolutamente de la emoción sensorial de cada cual. En sus cuatro películas, el director tejano reivindica la libertad individual a través de ese retrato de la subjetividad, que desarrolla de diferente manera en cada una de sus obras, ya sea mediante el diario íntimo, susurrado, secreto, de Malas tierras (Badlands, 1973) y Días del cielo (Days of Heaven, 1978), o a través del contrapunto polifónico de voces de La delgada línea roja (The Thin Red Line, 1998) y El nuevo mundo (The New World, 2005).

Aunque Malas tierras pueda parecer una emulación de los logros europeos de Jean Luc Godard, su poética seca y evocadora, no demasiado rigurosa, la emparenta directamente con dos cineastas tan personales como John Ford o Charles Laughton. La huída de Kit y Holly en medio de una naturaleza atónita no difiere demasiado de la de los niños en la barca espectral de La noche del cazador (The Night of the Hunter, Charles Laughton, 1955), y el retrato del paisaje como reflejo interior de los personajes parece hacernos recordar alguno de los westerns del hombre del parche. Sin embargo, a partir de Días del cielo podemos pensar en cineastas más alejados de Hollywood como F.W. Murnau, Jean Renoir, Jean Vigo, Alain Resnais o Werner Herzog...

Continuar leyendo en SHANGRI-LA

16 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Muy buena aproximación a uno de los maestros visuales por excelencia que dió el cine en su época moderna. Saludos!

Perzival dijo...

Suscribo lo dicho por Budokan, además me has recordado lo necesario que es recordar al gordinflón Charles Laughton, que valía su peso en oro. Todavía recuerdo su salto mortal al final de "Posada Jamaica", al grito de "¡Es el fin de la edad de oro!".

Salud.

Daniel Quinn dijo...

Gracias a los dos!

Pues es una pena que nadie reivindicara en su momento La noche del cazador, porque eso nos privó de más películas de Laughton. A saber por dónde hubiera discurrido su carrera... Y en estas cosas se ve la importancia de la crítica...

Un saludo!

Cris dijo...

felicidades por el texto. me han gustado especialmente los comentarios sobre malas tierras y el trazado evolutivo. si tuvieras que llevarte 1 peli de malick a una isla desierta cual elegirías? jeje
por cierto: nuestros dos últimos posts se han cruzado.
saludos

Little Turtle dijo...

adrian martin - the night of the hunter

Daniel Quinn dijo...

Jeje, ya he visto el cruce Cris, es divertido. Lo de Kawase lo leeré con calma en cuanto tenga un rato. Lo de Shangri-La ya lo leí y te iba a comentar algo pero al final se me pasó; en todo caso, tan riguroso y brillante como siempre, me da un poco de corte compartir carpeta, jeje...

Y gracias también a Little por su artículo :) Además, Adrian Martin, un grande. Es posible que lo leyera cuando salió pero no estoy seguro, mañana lo repaso con tiempo :)

Un saludo!!

Perzival dijo...

Lo peor de Charles Laughton no es que la crítica no lo reivindicase; lo peor es que, una vez muerto, su viuda Elsa Lanchester escribió una autobiografía en la que decía que su difunto esposo "odiaba a los niños".

No es bueno casarse con las novias de Frankenstein, a veces son lo que parecen.

Daniel Quinn dijo...

Jeje, no era el único que odiaba a los niños. Ya se sabe que Hitchcock los odiaba tanto como a los animales y como al propio Charles Laughton :)

Un saludo Perzival!

Little Turtle dijo...

Mañana tenemos joyita en la Filmo: Syberberg vs Ludwig

Ricardo Parodi - En perpetua batalla

"Si he elegido calificar mi película como un 'réquiem' no es solamente porque deseaba dedicar un epitafio a un rey muerto, indepedientemente del lugar que hoy ocupe Luis II en el imaginario popular. El llamarlo 'réquiem' se debe mas bien a un sistema estético cerrado, cercano a la música y a las formas musicales y a mi idea de lo cerrado, cercano a la música y a las formas musicales y a mi idea de la película como la música del futuro. La intención era romper con la percepción habitual del cine, las películas de acción y diálogos, las técnicas de un cine comercial dominado por Hollywood. aquí propongo una alternativa trabajando sobre un discurso próximo al monologo, empleando formas fijadas, planos fijos, cuadros inmóviles, decorados de opera en telas pintadas, una claridad, una ironía, una alienación y un pathos ético subrayado por la música de Wagner y el uso que de ella se hace" H. J. Syberberg

Daniel Quinn dijo...

Gracias Little!

Intentaré pasarme, aunque para ello tendría que terminar un poco antes de tiempo mis obligación, así que no lo sé seguro... A ver si hay suerte...

'33 dijo...

otro blog que me parece muy bueno (he llegado aqui por el blog de carlos, que habia linkado un blog frances) !
Tengo que tomar tiempo de leer todo eso...

Carlos dijo...

Vaya, aqui ponen el Ludwig de Syberberg el dia 20; no podéis imaginar lo emocionado que estoy XD, llevaba años esperando poder ver esa peli!

Daniel Quinn dijo...

Pues yo al final me la perdí... :( Me fue imposible ir. Ya podrían poner estas películas en fin de semana. Así que disfrútala tú, Carlos.

Y 33, muchas gracias y bienvenido :) Ya he echado un vistazo a tu blog de listas (que siempre me divierten) y es muy interesante. Volveré próximamente.

Un saludo!

El Escondrijo dijo...

Saludos:

Me ha encantado tu blog. Tiene giros muy interesantes.

Por favor, recibe mi invitación a visitar mi blog, Escalera al suelo (http://escondrijocobarde.blogspot.com/).

Pasajero dijo...

Magnífica película "La delgada línea roja". Recuerdo que su estreno fue simultáneo al de "Salvar al soldado Ryan" con un enfonque que nada tenía que ver.

Intentaré ver más películas de este director.

www.geomemorias.com

Daniel Quinn dijo...

Gracias por pasar por aquí y por los comentarios, Escondrijo y Pasajero. También me parece muy interesante el escondrijo, habrá que visitarlo a menudo. Las geomemorias ya las conocía :P
Un saludo.