lunes, enero 11, 2010

Maud se queda huérfana

4 comentarios:

Ephemeralthing dijo...

Solo se me ocurre ver todas sus películas de aquí hasta que acabe el año. ¡Estoy jodido, qué creador fuera de serie!!

Cuaderno de Trieste dijo...

Por supuesto, del primero que me acordé fue de ti, Quinn, cuando leí la noticia de la muerte de Rohmer.

Hace años estaba en la costa de las Landas fracesa mirando al Atlántico cuando se fueron Antonioni y Bergman. Hoy me pilló la noticia navegando por intenet.

Me alegro de "verte" de nuevo por aquí después de tu retiro (¿quién no necesita escapar a veces?). Un abrazo.

Daniel Quinn dijo...

Gracias a los dos por vuestros comentarios, me alegro de veros por aquí, aunque esta vez sea a causa de una mala noticia.

Sí, va a haber que hacer una revisión completa de su obra, yo me apunto el primero. Esperemos que pueda ser pronto en pantalla grande.

Un abrazo.

Ramon Tomás dijo...

Un grand cinéaste et un grand coeur.
Y, de repente, uno se hace viejo y se vuelve más melancólico.