domingo, agosto 05, 2007

Se acerca el nuevo Rohmer: El romance de Astrea y Celadón

Los amores de Astrea y Celadón

Hace unos días tuvimos que despedirnos, a los 89 años, de Ingmar Bergman. Pues bien, con sólo dos años menos todavía tenemos en plena actividad a otra vaca sagrada, el francés Eric Rohmer, que será uno de los representantes franceses en la próxima Mostra de Venecia. Después de La inglesa y el duque y Triple agente, Rohmer parece seguir con su ciclo de películas históricas, al que ya podemos denominar como "Tragedias de la Historia", según acuñó en su momento el crítico Carlos Heredero. Parece como si a Rohmer se le hubiera quedado una espina clavada en el cine de época, después de sus interesantes incursiones de los setenta, La marquesa de O y Perceval le Gallois, las cuales son dos de las películas más arriesgadas (especialmente la segunda) de su ya larga filmografía.

En septiembre tendremos las críticas de los enviados a Venecia, pero mientras podemos ver las primeras imágenes y el sugestivo trailer de la película basada en La Astrea, novela de principios del siglo XVII de Honoré d'Urfé, fundamental en la historia de la literatura francesa.

Esperemos que no tarde en llegar tanto como la última de Rivette, No toquéis el hacha, de la cual no sabemos nada después de su paso por el Festival de Berlín. Rohmer siempre se ha estrenado en España mejor que Rivette, así que en principio hay esperanza.

Por cierto, a partir de hoy, los post de El dormitorio de Maud también serán publicados en el blog colectivo Cinempatía, con la posibilidad de llegar a mucha más gente. Esto, obviamente, no implica ningún cambio en la línea del blog: seguiremos con nuestros franceses, orientales, suecos..., con nuestras listas, con las películas de la Filmoteca o La casa encendida, e incluso de vez en cuando con algún clásico o alguna novela.

8 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Esperemos que este nuevo film del maestro francés estén a la altura de lo que siempre nos ha ofrecuido en ese maravilloso cine de prosa que tan bien supo cultivar. Saludos!

Little Turtle dijo...

tenia por casa el libro "De Mozart en Beethoven" pero con esto de venir a londres se ha tenido que quedar esperando para la vuelta.

para mi, y supongo que para mucha gente, rohmer simboliza el verano, no pasa año que no vuelva a ver unas cuantas pelis suyas cuando me encuentro solo.

como me gusta el amigo!

Little Turtle dijo...

por cierto, que a mas de cuatro entradas por día en el cinempatia y entre teletipos y noticias puramente mainstream va a ser dificil que alguien consiga disfrutarte tanto como por aquí.

no tengo muy claras yo esas cosas de "expandir el mercado"

Daniel Quinn dijo...

Budokan, yo estoy convencido de que Rohmer, por lo menos, igualará el gran nivel que ha tenido los últimos tiempos.

Yo con el verano me acuerdo sobre todo de Pauline en la playa y Cuento de verano (imagino que por Amanda Langlet...), aunque luego lo pienso y hay unas cuantas más veraniegas de Rohmer, como La coleccionista o La rodila de Clara.

Respecto al último desdoblamiento bloguero, yo estoy muy contento con este blog pequeñito e íntimo, con pocas visitas pero fieles y activas. Está claro que la gente que pasa por aquí tiene un perfil muy determinado. Pero nada me haría más ilusión que alguien que busque por la Red información de Superman o algo así pruebe a ver por curiosidad cosas distintas y acabe convirtiéndose en un fan de Rohmer o Bela Tarr. A base de ser pesado igual sirve de algo, jeje... Además, por aquí siempre he comentado la falta de interés por estos temas en los medios de más difusión, qué menos que intentar lograr algún aficionado más. Todos ponemos nuestro granito de arena, tú el primero :)
Pero bueno, lo que está claro es que por aquí todo va a seguir igual. Agradezco tus palabras Little turtle.
Un saludo!

Ahhhh, y me voy de viaje dentro de unas horitas, así que estaré unos días desconectado (por si no respondo, que no es nada personal, jeje) :)

Daniel Quinn dijo...

Ey, y espero que todo haya ido bien por Londres, seguro que sí :)

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Buenas. Yo a decir verdad, prefiero al Rohmer “veraniego” y “contemporáneo”, al Rohmer “histórico”. Mientras me encantan películas como La Rodilla de Clara, Pauline en la Playa, La Coleccionista, El Amor después del Mediodía… se me hacen muy cuesta arriba otras como La Marquesa de O, o La Inglesa y el Duque. Pero Rohmer es Rohmer, y habrá que ver esta, su nueva película, si es que la estrenan aquí, porque vaya una cartelera que tenemos…

Saludos.

Carlos dijo...

Lo primero, saludos después de unas largas vacaciones. Me gustaría añadir, por si alguien todavía no está al corriente, que la peli (una de las más esperadas del año para mi) se estrena ni más ni menos que este viernes, según filmaffinity. Ha sido una de las grandes sorpresas de los últimos meses XD, basta comparar la presentación de la última de Rivette en Venecia, que nunca se estrenará aqui, con la de Rohmer, que en una semana se estrena. Rohmer ha tenido la fortuna de mantener una distribución regular en este pais, y podemos disfrutarlo. Otro apunte importante, si no lo habeis hecho, leed lo que dice de ella Manu Yáñez en su crónica del festival para otroscine, para que estamos ante una masterpiece en toda regla.

Sobre el Rohmer contemporáneo VS Rohmer histórico... no sé qué decir, a mi me gustan los dos (sus dos pelis de cabecera para mi son por un lado "El rayo verde" y por otro "Perceval le gallois"). El contemporáneo es más rohmeriano en el sentido en que todo el mundo lo imagina, pero el histórico recicla su discurso indirecto (el que pone en boca de los actores) para fines más vanguardistas.

Daniel Quinn dijo...

Hola Carlos!

Espero que hayan ido bien las vacaciones, al menos parece que han sido largas :)

Para mí también es uno de los estrenos más esperados del año (no podía ser menos en este blog). Y por qué no decirlo..., el más esperado. Además, cuando leí lo que escribió Manu Yáñez se me acabó de hacer la boca agua. Si estrenaran la de Rivette, ese sería mi segundo estreno más esperado, jeje. Aunque desde Berlín ya van nueve meses..., mala pinta tiene esto.

En fin, en un par de días podremos juzgar por nosotros mismos. Aunque espero que no se cumpla el rumor que difunde Manu de que este sea el testamento definitivo de Rohmer.

Un saludo!