domingo, febrero 25, 2007

INLAND EMPIRE


En el año 1966, el grandioso sueco Ingmar Bergman exploró los límites de la representación con su radical e incuestionable Persona, que parecía abrir un camino en el mundo del cine que nadie, posteriormente, supo continuar. Bergman lanzó el testigo tras realizar su obra cumbre y, esta misma tarde, he tenido la impresión de que alguien en nuestros tiempos ha proseguido ese camino que parecía cerrado para siempre. Lo que parecía una simple pero importante influencia en Carretera perdida o Mulholland Drive, se convierte en INLAND EMPIRE en un solar donde edificar un monumento de la postmodernidad.

No voy a hablar del argumento (que sí lo hay) ni de las diferentes tramas y subtramas que pueblan la narración en los diferentes espacios -realidad, representación, sueño- y tiempos; en primer lugar, porque no lo tengo nada claro y sólo me han quedado retazos inconexos que necesitarían más visionados para ser ordenados y, después, porque me parecen más importantes las ideas que subyacen en cada escena y los sentimientos y emociones que se transmiten durante la cinta. (Para detalles del argumento dejo el enlace al blog Abandonad toda esperanza).

INLAND EMPIRE es una de las mejores, si no la mejor película de terror que nunca he visto. Durante 180 minutos te agarra sin soltarte, y te somete a una presión absorbente y opresiva, que te persigue durante varias horas después del término del film. La atmósfera creada es impresionante, perfecta para la historia metacinematográfica que se nos cuenta, poseedora de un feísmo mucho más presente que en las otras películas de Lynch, a lo que ayuda la cacareada utilización del vídeo digital. Es cierto que podemos ver esta película como una especie de continuación extrema, desesperada y bastante más críptica de Mulholland Drive (también más divertida), en la que la absoluta libertad creadora la convierte en un auténtico festín y torrente de emociones. Creo que el aumento de complejidad respecto a su predecesora estriba, principalmente, en la inclusión del tercer plano espacial, la ficción, la película dentro de la película, en los dos que ya enloquecían Mulholland Drive: realidad y sueño.

INLAND EMPIRE no se queda sólo en la atmósfera; es capaz de articular una reflexión profundísima en torno a la vampirización de la realidad por la ficción (volvemos a Persona) y, por esa razón, el papel fundamental que el arte juega en nuestras vidas. Y más allá de esta reflexión general, cada secuencia esconde auténticas joyas que nos hablan de amor y de celos, de la avidez de triunfo y la necesidad sentir un aliento próximo, de la irrealidad del paso del tiempo y de las ganas de vivir hasta en las condiciones más extremas, todo ello introduciéndonos, como nunca se había visto, en la parte más profunda de la mente de una soberbia Laura Dern. Y sobre todo angustia. Angustia, pesadilla y desesperación. Pero Lynch no se limita a hacer que lo pasemos mal, sino que se permite reírse de sí mismo, y juega al humor parodiándose sin pudor y demostrando, de ese modo, que hasta las cosas más profundas y aparentemente serias pueden y deben ser desmitificadas.

En la parte final de la película Lynch parece soltarnos una nueva idea para dar algo de luz a lo transcurrido hasta entonces. No voy a desvelar el contenido por aquellos que no han podido ver aún la película, pero anticipo que se trata de algo similar a lo que nos propone Paul Auster en su última novela. Parece que me repito pero, una vez más, creo que estos versos de Borges tienen muchas claves de la película:

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?

Pero ante todo, INLAND EMPIRE es una experiencia inenarrable, que nos hace ver el mundo de otra manera y abre posibilidades infinitas al cine del futuro. Es imprescindible presenciar esta auténtica joya en una oscura sala de cine, allá donde dice Lynch que es el único lugar donde poder degustar sus exquisiteces, allá donde estés rodeado de mucha más gente con la que compartir escalofríos y pesadillas angostas. Ya tengo, sin duda alguna, mi película favorita del 2006.

18 comentarios:

robgordon dijo...

¿Para bien o para mal? Supongo que lo primero, yo es que he oido de todo.

Ya nos diras...

A Albacete creo que nunca llegará!

:(

Daniel Quinn dijo...

Ya he editado para que quede más claro, jeje. Para bien para bien :)

sedmikrasky dijo...

Bueno, bueno, se me hace la boca agua. También la han visto unos amigos que me han hablado maravillas.

Hablando de "Persona" y de "Mulholland Drive", ¿has visto "3 mujeres" de Robert Altman? A mí me recordó muchísimo a ambas.

Marnie dijo...

Pues espero que se parezca más a Mulholland Drive que a Carretera perdida. Porque mientras que la primera me gustó mucho, la segunda me parece lo peor.

Al menos en lo que coinciden todas las críticas, tanto las favorables como las contrarias, es en que es difícil, valga la redundancia, escribir una crítica sobre ella como sobre cualquier otra película. Yo tengo ganas de verla, pero en esta ocasión más por curiosidad que por otra cosa, para comprobar qué ha salido de ahí. De todas formas, no sé por qué intuyo que es una de esas películas que tienes que verla con el ánimo adecuado. Aunque esto, en realidad, sirve para otras muchas películas de Lynch.

Daniel Quinn dijo...

Hola Sedmi! Vi Tres mujeres hace mucho tiempo (de las primeras de Altman que cayeron) y es mi favorita junto con Vidas cruzadas. Nunca entendí por qué está tan olvidada; siempre queda solapada por otras más famosas de Altman y para mí inferiores. De la relación con Persona y Mulholland no era consciente, seguramente porque la vi antes que estas dos, pero sí recuerdo una historia vampírica y enfermiza entre dos amigas y se me quedaron grabadas ciertas imágenes muy potentes (algunas de ellas creo que en un balneario). Así que es una alegría oír cosas buenas de esta película :)

Marnie!! A mí me gustan las dos, Mulholland y Carretera, aunque si tengo que elegir me quedo con la primera. INLAND se parece mása Mulholland en el fondo y en la "historia"; con Carretera tiene más en común la atmósfera terrorífica (ahora intensificada). De todas formas, y aunque con similitudes, es bastante diferente a ambas, tanto por su desenfreno, su liberación y su autoparodia, como por el uso del vídeo digital, que hace que dejemos atrás las esteticistas escenas de Mulholland.

Gracias por los comentarios!!
Saludos!!

Little Turtle dijo...

por aqui se puede leer una critica mas extensa hecha por SS en el delirante periodico que le paga.

y por aqui se puede leer otra buena critica de JC, uno de los que mejor se maneja en esto.

de losilla no tengo muy claro si ha escrito algo, pero estoy ansioso por leerlo. y de nando salva tambien tengo muchas ganas.

Daniel Quinn dijo...

Gracias por los enlaces little turtle!! Sergi Sánchez me parece sin duda uno de los críticos más interesantes de ese país (a pesar de dónde escribe, jeje); Jordi Costa nunca me ha gustado demasiado, me da la impresión de que quiere ir a contracorriente a toda costa y me parece que divaga demasiado, aunque aquí la clava. Losilla por supuesto, a ver si sale algo..., aunque dejé de comprar el Dirigido hace algún tiempo harto de dossiers de la Hammer, :P
El miércoles pasado vi el reportaje de Días de cine y... ¡cuánto ha perdido ese programa sin Salvá...!
Saludos!!

pequeñoIbán! dijo...

"La mejor película de terror"... yo siempre he pensado que si Lynch dirigiera terror sería el mejor... y lo digo no tanto por INLAND EMPIRE que por supuesto tiene grandes momentos en ese sentido, sino más bien por Mulholland Drive y por los primeros veinte minutos de Carretera Perdida. Nunca lo he pasado peor.

Daniel Quinn dijo...

Lo que más me gusta de Mulholland es que el terror sobreviene cuando dejamos el sueño y nos adentramos en realidad; toda la parte final es escalofriante. Pero me parece aún más terrorífica esta INLAND EMPIRE durante casi todo el metraje. Aún sigo conmocionado, no sé si me atreveré a volver a verla.

Un saludo pequeñoIbán!!

Little Turtle dijo...

acabo de leer que se avecina nueva publicacion para mayo: cahiers du cinema.

en serio!

parece que heredero se ha hecho con la edicion de la revista en castellano. un 60% del material sera e castellano y el resto traduccion pura y dura. entre la gente que colaboran estan losilla y quintana. ya era mucha la gente que clamaba con el asunto del dirigido y su fe unicamente en las multisalas.

parece que esto sera diferente. a saber.

por cierto, en la web de cahiers ya se puede leer la critica de delorme sobre inland empire.

Daniel Quinn dijo...

En mayo!! Gracias little turtle! Sabía que la iban a sacar este año (por este post de cinexilio), pero no sabía cuando... A ver a ver, estoy ansioso por leerlo. Porque de momento de francés nada de nada, jeje. Lo de Heredero me da confianza.
Saludos!!

HieronymusMerkin dijo...

Ha sido una grata sorpresa que has vuelto al blog, Daniel, espero que esta vez no lo abandones mas! jejejeje.
Muchas gracias por tu comentario en mi blog.
Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que se refiere a Inland Empire como película de terror. La sensacion al salir del cine es de conmoción. Hubo momentos, aun despues de acabar la película, en los que pensaba que estaba dentro de ella, o ella dentro de mí. No se como explicarlo, pero fue una sensación increible. Algo muy similar me ocurrió al salir de Mulholland Drive.
Bye!

Daniel Quinn dijo...

Hieronymus! INLAND fue una experiencia increíble. Me habría gustado repetir, pero cuando la semana pasada miré la cartelera me encontré con que ya no estaba... Además de pocas salas no ha aguantado ni un mes. En fin... Es una pena porque esta película en pantalla grande es toda una aventura.
Por cierto, he seguido mirando tu blog este tiempo, pero me daba cosa irrumpir en esa vena lírica que queda tan redonda en cada post, jeje. Nos leemos. Un saludo!!

Portnoy dijo...

Salud, Daniel:
Hace ya una semana que le llevo dando vueltas en la cabeza a Inland Empire... es una experiencia cinematográfica brutal.
Supongo que un día de estos escribiré sobre el tema... Lynch siempre ha sido la asignatura pendiente de El lamento, y no entiendo el motivo ya que pienso que es un director fundamental e imprescindible.
Lo que quería preguntarte es si sabes de alguna página en la que traten el tema de la interpretación de la película. La verdad es que me gustaría tener el DVD para comprobar algunos detalles que me parecen importantes: 47, el tatuaje en la mano que saca la pistola del cajón, la estrella sobre la que vomita...
El tiempo... podría haber durado cinco horas o tres días, no me hubiese importado.
Un saludo

Daniel Quinn dijo...

Hola Portnoy!
Jeje, yo también estuve varios días dándole vueltas a esos detalles y pensé volver a verla al cabo de un mes o así, pero esperé demasiado y ya no la ponen. Respecto a la interpretación, lo más parecido a lo que yo pensaba era la de este blog.
Espero ansioso ese artículo lynchiano :)
Un saludo!

robgordon dijo...

Uf, ya sabes cual es mi opinión, que no es la de alguien que rechaze de primeras el cine de Lynch, ni tampoco la de aquel que adore toda su filmografia.

Me sentí un tanto estafado al final de la proyección. Como si Lynch se estuviese riendo de mi esfuerzo por intentar seguir su propuesta...

Del mismo modo que creo que "Mulholland Drive" es una joya, también creo que "Inland Empire" es una engañifa (que por cierto, es una palabra que me hace mucha gracia.

Saludos

luther dijo...

es la mejor pelicula en muuchos años

increible


(como tu lo has dicho el cine del futuro)

Daniel Quinn dijo...

Y que lo digas, Luther :)

Gracias por la visita y el comentario. Un saludo!